¡Hola a todos! Bienvenidos de nuevo a este blog sobre corrección de textos.

En la primera entrada sobre los barbarismos que publiqué hablaba de que existen palabras muy parecidas (algunas derivadas de un mismo término), pero que no significan exactamente lo mismo, como alimenticio/alimentario o eficaz/eficiente.

Hoy os quiero hablar de otros términos que con frecuencia me encuentro en los textos que corrijo, no siempre usados debidamente o con la puntería o exquisitez necesarias. Su grafía no se parece, pero sus significados sí, aunque no quiere decir exactamente lo mismo. No se trata, pues, de errores ortográficos, sino que tienen más que ver con la corrección de estilo. Son términos que, cuando están bien empleados (o están bien corregidos), denotan que el autor (o el corrector) saben lo que se hacen y, en consecuencia, el texto resultante siempre será de mejor calidad.

¡Vamos allá!

Puede parecer que es lo mismo, pero no, o no exactamente.

Aunque el Diccionario de la legua española nos ofrece varias acepciones con sus respectivos matices, la primera indica que «ver» es «percibir con los ojos algo mediante la acción de la luz». Es, digamos, lo más físico y el verbo más genérico.

«Mirar» y «observar», sin embargo, significan algo más, porque observar es examinar algo o a alguien atentamente; es decir, implica una actitud que exige cierta atención.

«Ver» se refiere a la recepción de estímulos externos por parte del sentido de la vista y «mirar» u «observar», sobre todo, «observar», indican una acción por parte de alguien, que tiene que dirigir la vista hacia un objeto o poner atención en ello. Para poder observar, es necesario que primero veamos y miremos.

No obstante, no se considera erróneo el uso de «ver» con el sentido de «mirar» u «observar», pero la distinción entre unos y otros evita la repetición constante de uno de ellos y aporta matrices que enriquecen la escritura.

Por otra parte, «visualizar» significa representar mediante imágenes ópticas fenómenos de otro carácter; por ejemplo, el curso de la fiebre o los cambios de condiciones meteorológicas mediante gráficas.

«Visibilizar» es semejante a «visualizar» y en ocasiones ambos podrían funcionar como sinónimos, pero «visibilizar» implica hacer visible artificialmente lo que no puede verse a simple vista, como los cuerpos ocultos con los rayos X o los microbios con el microscopio.

Según el Diccionario del estudiante, «visibilizar»» también puede aplicarse, en general, a lo que está oculto y se le quiere dar relieve, sobre todo un problema o un grupo social, como en «El Gobierno lanza una campaña para visibilizar la situación de los menores que sufren acoso escolar».

Por último, «visionar» es «examinar técnica o críticamente, en una sesión de trabajo, un producto cinematográfico, televisivo, etc.». Por ello, no sería correcto decir: «Mi jefe no visionó el vídeo que me pidió y al que le he dedicado tres días» cuando lo que se quiere expresar es que el jefe, simplemente, no vio dicho vídeo.

Si queréis leer más sobre esto aquí tenéis una entrada magnífica de Marian Ruiz.

«Oír» significa «percibir con el oído los sonidos», mientras que «escuchar» supone «aplicar el oído para oír, prestar atención a lo que se oye». Al igual que en el caso de «observar», «escuchar» supone una actitud, una predisposición de alguien que pone atención. Implica voluntad, a diferencia de «oír». Para que alguien oiga algo basta con que tenga un oído sano o no tapado con algo; para que alguien pueda escuchar tiene que estar predispuesto a poner atención a lo que está oyendo.

Como en el caso anterior, no se puede censurar el uso de «oír» con el sentido de «escuchar» o a la inversa, pero es evidente que se pierden matices.

Foto de Andrea Piacquadio.

«Saber» se refiere a tener conocimiento o información acerca de algo, mientras que «conocer» implica tener una relación personal con alguien o algo. Por ejemplo:

Cada vez está más extendido el uso del verbo «comentar» con el sentido de «decir».

Bien, este uso es incorrecto y habría que decir:

«Comentar» no es sinónimo de decir, contar, afirmar, informar, indicar, señalar o declarar, sino que quiere decir «explicar el contenido de un escrito para que se entienda con más facilidad» o «hacer comentarios», es decir, hacer juicios o consideraciones sobre algo.

Sin embargo, es generalizado el uso de «comentar» con el sentido de «decir», así que quién sabe si dentro de unos años la academia lo da por bueno.

Son muchísimos los diálogos que corrijo en los que los personajes no dejan de comentar esto o lo otro en las acotaciones. Y no está de más recordar que el verbo «decir» tiene muchísimos sinónimos, llenos de matices, para enriquecer la acotación en caso necesario —no es lo mismo decir que susurrar o mascullar o exclamar, por ejemplo—. El autor puede decidir, por las razones que sea, emplear solo el verbo «decir» —dijo mariano, dijo Laura, dijimos a la vez—, pero si el uso de este verbo no obedece a una cuestión de estilo hay que tener en cuenta que muchas veces este tipo de acotaciones no son necesarias.

Os pongo unos cuantos verbos que pueden sustituir a «decir» sin caer en el error de emplear «comentar»: hablar, recitar, articular, murmurar, musitar, declarar, manifestar, exponer, mencionar, anunciar, afirmar, aseverar, contar, opinar…

¡Animaos a usar el DLE, que ya sabéis que ahora incorpora sinónimos y antónimos, o cualquier otro diccionario, incluso uno especializado, y veréis qué maravillas descubrís.

Tampoco se trata de huir del verbo «decir» y, buscando la riqueza léxica, empeñarse en llenar las acotaciones de los personajes de «farfullar», «argüir» o «aseverar», que pueden llegar a resultar algo forzados. En ocasiones, basta un «dijo César».

Es incorrecto usar «girarse» para indicar el acto de «darse la vuelta».

«Girar» es mover una figura o un objeto alrededor de un punto o de un eje.

Pero…

Bueno, pues hasta aquí la entrada de hoy. Seguiremos navegando por el mundo de las palabras.

Os recuerdo que podéis suscribiros y así creamos una pequeña comunidad amigable y enriquecedora. Y recibiréis una guía práctica y muy completa de cómo puntuar correctamente los diálogos, que tiene tela y es una de las tareas que más interesan tanto a los escritores como al corrector profesional de textos.

Si queréis saber un poco más de mí, ahí tenéis algunos retazos.

Un abrazo,

Elena

Ir al contenido