¡Bienvenidos de nuevo a este blog de corrección de textos!

Hoy voy a hablaros de las siglas y las abreviaturas. No, no son lo mismo y por eso empezaré explicando qué es cada una de ellas y cómo escribirlas correctamente.

Normalmente se forman con las iniciales de la expresión que abrevian:

ISBN: sistema internacional de numeración de libros

RNE: Radio Nacional de España

La RAE señala que las siglas permiten reducir a una sola pieza léxica expresiones complejas que a veces debemos manejar de modo recurrente en un mismo texto y cuya forma fija y empleo constante en un determinado ámbito (sobre todo en los de carácter administrativo, político o científico-técnico) pueden llegar a sobrecargar un texto.

Por ejemplo, es mucho más sencillo usar ONG que organización no gubernamental.

Se forman con parte de la palabra o la expresión que abrevian:

bibl.: biblioteca

pág.: página

¿CÓMO SE ESCRIBEN LAS SIGLAS?

Se escriben enteramente en mayúsculas, independientemente de cómo se escriba la expresión compleja a la que reemplazan:

ONG: organización no gubernamental

CIA: Central Intelligence Agency (Agencia Central de Inteligencia, en español)

Las siglas no llevan punto abreviativo (en muchos de los textos que corrijo siguen apareciendo estos puntos):

*D. N. I.

DNI

Cuando se trate de la sigla de una expresión en otra lengua, debe acompañarse de su traducción o de su desarrollo en la lengua de origen, junto con una breve aclaración cuando se estime necesario: 

HRW (Human Rights Watch, organización no gubernamental para la defensa de los derechos humanos)

PLURAL

Está desaconsejado el uso de la ese minúscula (precedida de apóstrofo o sin él) para formar el plural cuando escribimos, puesto que se desvirtuaría la sigla:

los EPI mejor que los EPIs

Sin embargo, al hablar es habitual y correcto pronunciar la ese del plural: oenegés

Para marcar el plural podemos optar por decir:

Muchas ONG.

Nos pidieron los DNI.

Nos tuvimos que poner los EPI para entrar en la fábrica.

CON PREFIJOS

Cuando la sigla va precedida de un prefijo, este se une con guion:

anti-OTAN

mini-USB

Cuando las siglas son pronunciables como palabras y se leen como se escriben acaban por lexicalizarse y se convierten en palabras plenas. Se denominan entonces los acrónimos:

UCI (unidad de cuidados intensivos)

IVA (impuesto sobre el valor añadido)  

Con frecuencia, tras una primera fase en que los acrónimos aparecen escritos enteramente con mayúsculas por su condición de siglas, acaban por lexicalizarse, es decir, por incorporarse al léxico general del idioma, ya sea como nombres comunes o como nombres propios. Los acrónimos que se incorporan como nombres comunes se escriben en minúscula, se acentúan gráficamente conforme a las normas habituales (euríbor, ovni, pyme, radar) y forman el plural de modo regular ( pymes, radares).

Los acrónimos que son nombres propios y tienen cinco letras o más pueden escribirse solo con mayúscula en la inicial y llevan tilde o no en función de las normas habituales al respecto: Fundéu o Sareb. Esto es así especialmente cuando se ha perdido la referencia de su desarrollo completo y dentro de un proceso en el que a veces convive esa grafía con la escritura del acrónimo con todas las letras en mayúscula, que también es ortográficamente correcta.

En ocasiones, no solo se utiliza la primera letra, sino el segmento inicial de uno o varios componentes de la expresión para que la sigla pueda leerse como si fuera una palabra:

emoticono: emotion + icon (emoción + icono).

Si queréis leer más en profundidad sobre las siglas, aquí tenéis el enlace de la Ortografía de la RAE y el enlace de Fundéu.

Se forman con parte de la palabra o la expresión que abrevian.

Se pueden formar por truncamiento o por contracción.

¿CÓMO SE ESCRIBEN?

En el caso del truncamiento, se suprime la parte final de la palabra. Estas abreviaturas siempre han de terminar en consonante.

doc. (documento)

bibl. (biblioteca)

vol. (volumen)


Cuando la palabra de origen tiene tilde, esta se mantiene en la abreviatura:

pról. (prólogo)

pág. (página)

Por cierto, hay palabras, como página, que pueden tener más de una abreviatura: 

p. 

pág.

pg.

Cuando la palabra incluye un dígrafo como ch, ll o rr, estos se conservan íntegramente:

párr. (párrafo)

*pár.

Cuando se trata de los grupos qu-, gu– se reducen a g.

sig. (siguiente)

* sigu.


Estas abreviaturas admiten la marca de género (añadiendo una volada) la marca de plural (añadiendo una ese), salvo que se abrevie un verbo.

prof. (profesor) / prof.a (profesora)

vol. / vols. (volumen / volúmenes)

Existen unos casos llamados de «truncamiento extremo», cuando solo se mantiene la letra inicial de la palabra o, en el caso de expresiones pluriverbales, de las palabras abreviadas.

f. (folio)

r. p. m. (revoluciones por minuto)

El plural se hace duplicando la inicial:

ff. (folios)

pp. (páginas)

La RAE indica que los truncamientos extremos de un solo término no son del todo recomendables porque se puede dificultar la identificación de la palabra abreviada, ya que una misma abreviatura puede corresponder a varios términos:

l. (longitud, línea, lineamiento)


En las abreviaturas por contracción, se conservan solo las letras más representativas, aquellas que son suficientes para poder identificar sin dificultad la palabra abreviada:

Sr. (señor)

ctra. (carretera)

blvr. (bulevar)

Entre las abreviaturas formadas por contracción están las que presentan la letra o letras finales voladas (las letras voladas se escriben en un cuerpo menor y se sitúan por encima de la línea de escritura):  

n.º (número)

*nº (sin el punto)

*nº. (con el punto fuera)

Se incluyen aquí las que corresponden a los numerales ordinales, que combinan la cifra que representa el número de orden con las terminaciones voladas ª, º, er, que corresponden a la palabra numeral abreviada:

1.º (primero)

2.ª (segunda)

1.er (primer)

Existen también abreviaturas por contracción que solo conservan la inicial y alguna de las letras centrales más representativas, omitiendo la parte final. No son habituales porque resultan menos claras: 

pg. (página)

tlf. (teléfono)

ABREVIATURAS COMPLEJAS

Además de las palabras, también se pueden abreviar sintagmas, son las llamadas abreviaturas complejas. Recuerda que siempre hay que dejar un espacio tras el punto abreviativo:

a. C. (antes de Cristo)   

D. E. P. (descanse en paz)

CC. AA. (comunidades autónomas)

EE. UU. (Estados Unidos)

A menudo suelo ver en los textos que corrijo estas abreviaturas mal escritas:

*RRHH en lugar de RR. HH. (recursos humanos)

PLURAL

Se añade una ese cuando tienen más de una letra:

págs. (páginas)

CONFLUENCIA CON OTROS SIGNOS DE PUNTUACIÓN

El punto abreviativo no es un signo de puntuación y, por tanto, no debe suprimirse cuando aparece seguido de coma, punto y coma, puntos suspensivos, signo de puntuación…

Por raro que parezca, si tras una abreviatura hay puntos suspensivos, se escriben cuatro puntos:

Su tesis estaba llena de abreviaturas como pág., vol., et al.…

Solo cuando punto abreviativo coincide con el punto final de un enunciado se escribe un punto y no dos:

Tiene fijación con emplear la abreviatura atte.

En cambio, si esta abreviatura justo antes del punto final es una abreviatura con letras voladas hay que conservar tanto el punto abreviativo como el punto final:

No te olvides de poner el punto antes de la voladita en la abreviatura D.ª.

ABREVIATURAS EN OTRO IDIOMA

Las abreviaturas de expresiones correspondientes a otras lenguas se escriben, al igual que esas mismas expresiones, en cursiva:

et al. (et alii)

Sin embargo, las abreviaturas muy usadas también pueden dejarse en redonda:

p. m. (post meridiem)

¡Hasta aquí la entrada de hoy!

Os recuerdo que podéis suscribiros y así creamos una pequeña comunidad amigable y enriquecedora. Y recibiréis una guía práctica y muy completa de cómo puntuar correctamente los diálogos, una de las tareas que más interesan tanto a los escritores como al corrector profesional de textos.

Si queréis saber un poco más de mí, podéis pinchar aquí.

Un abrazo,

Elena

Ir al contenido